Ruta por Myanmar (Birmania); mi aventura durante 3 semanas

Ruta por Myanmar (Birmania)

En el año 2012 fue la primera vez que viajé a Myanmar (Birmania). Estaba viajando por un largo tiempo alrededor del Sudeste Asiático y no quise perder la oportunidad de visitar este país. Eran pocos los que me habían hablado sobre el y no disponía de información pero fue un buen amigo el que me animó a visitarlo. Myanmar es un destino que no forma parte de la típica ruta de los mochileros y por este motivo me pareció mucho más interesante. Fue una decisión muy acertada incluir la ruta por Myanmar durante 3 semanas en mi largo viaje por Asia. A continuación os cuento el itinerario y todos los lugares que visité. Quizás os pueda servir de ayuda para decidir vuestro futuro viaje a Myanmar.

El itinerario de mi viaje fue el siguiente:

1. Yangon
2. Pyay
3. Bagan
4. Kalaw y trekking
5. Lago Inle
6. Hsipaw – Pyin Oo Lwin
7. Monywa
8. Pakokku
9. Mandalay


Lo primero que hice antes de llegar a Myanmar fueron 3 cosas importantes: conseguir el visado en la Embajada de Bangkok, comprar los billetes de vuelo con una compañía aérea de bajo coste (Air Asia); la ida de Bangkok a Yangon y la vuelta de Mandalay a Bangkok, (más opciones para viajar a Myanmar) y conseguir dólares que me sirvieran para usarlos en el país (algo muy importante a tener en cuenta). No me detuve demasiado en pensar en el itinerario que seguiría y simplemente me llevé conmigo una guía de viajes para ir decidiendo día a día.

Yangon (Rangun):

El primer destino y puerta de entrada a Myanmar fue la ciudad de Yangon llegando en avión desde Bangkok. Yangon me pareció una ciudad destartalada, con edificios coloniales antiguos, con carreteras en obras, transportes antiguos, etc. La primera impresión fue que me encontraba en un país muy poco desarrollado, seguramente uno de los más pobres de todo el Sudeste Asiático. Yangon es la ciudad financiera y la más grande del país, por este motivo aún me sorprendió más ya que esperaba encontrarme algún rincón de modernidad en ella. Pasé 2 noches y tuve tiempo suficiente para visitar los lugares más importantes.

Escribí un artículo en el que hablo de 10 propuestas sobre qué visitar en Yangon.

Pyay:

La siguiente parada fue la tranquila ciudad de Pyay a unas 5 horas aproximadamente en autobús desde Yangon. La decisión de parar en este pequeño pueblo fue para evitar el largo trayecto si me dirigía directamente a Bagan. Pyay me pareció un pueblo agradable situado a orillas del rio en el que uno puede relajarse y disfrutar de la vida local sintiéndose el único extranjero entre sus habitantes. Subí a la pagoda más grande del pueblo (Shwesandaw Paya) desde donde se contemplan unas buenas panorámicas. Realicé una excursión en bicicleta para visitar unas ruinas que se encuentran a los alrededores. Después de pasar 1 noche seguí rumbo a Bagan, uno de los lugares más famosos y mágicos de Myanmar.

Bagan:

Pasé 3 días completos en Bagan y sus alrededores. Es sin duda el lugar más conocido y emblemático del país, recibiendo miles de turistas al año. Sus miles de templos, pagodas y ruinas religiosas están esparcidos por un extenso territorio ofreciendo una panorámica única, siendo una de las zonas arqueológicas más antiguas y grandes del mundo. Realicé una excursión de todo un día en bicicleta, contemplé el amanecer y atardecer desde de la cima de los templos, visité un poblado de las Mujeres Jirafa y me di un paseo en un carro de caballos.

Para más información sobre qué ver y hacer os recomiendo el artículo que publiqué sobre Visitar los templos y Pagodas de Bagan.

Kalaw y trekking:

Antes de dirigirme a otro de los destinos más importantes de Myanmar decidí parar en Kalaw, un pueblo de montaña cercano al Lago Inle e ideal para disfrutar del paisaje y realizar alguna excursión. En Kalaw pude agradecer el aire fresco de las montañas, relajarme dando un paseo por sus calles tranquilas y contemplar las colinas de los alrededores. Tan solo decidí pasar una noche para después empezar un trekking de 2 días hacia el Lago Inle, algo muy recomendable. Se puede organizar y contratar directamente des del mismo hostal o “guest house” en el que estéis alojados en Kalaw.

El trekking empezó desde un pueblo a unos 20 kilómetros de Kalaw. Atravesamos campos, llanuras, ríos y colinas con mucha naturaleza, Pasamos por pequeños pueblos tribales en los que la gente se asombraba de vernos y nos recibía con gran hospitalidad y muchas sonrisas. Pasamos la noche en un monasterio budista habitado y gestionado por un monje y sus alumnos huérfanos. Al día siguiente seguimos caminando por hermosos paisajes hasta llegar al Lago Inle. Aproximadamente fueron unas 5 – 6 horas de caminata al día pero por un terreno bastante llano sin dificultades.

Para más información podéis leer el artículo sobre Kalaw; pueblo idóneo para realizar un trekking por Myamnar.

Lago Inle:

En el Lago Inle estuve un total de 3 noches y quizás me hubiera quedado algún día más. Se trata de uno de mis lugares favoritos en Myanmar. Un lago enorme de 116 m2 donde vive la etnia Intha en diferentes pueblos flotantes alrededor. El Lago Inle es un lugar perfecto para realizar diferentes excursiones y, a la vez para relajarse con su buena temperatura. Visité todos los puntos importantes, me monté en una lancha para cruzar el lago y bañarme en él, alquilé una bicicleta para explorar sus alrededores, visité un orfanato, un viñedo, etc. Aunque se trata de un lugar turístico aún se mantiene bastante conservado, limpio y auténtico con sus pueblos y famosas jardines flotantes y su peculiar forma de pescar.

Disponéis del siguiente artículo para tener más información: El Lago Inle; magia entre pueblos flotantes y pesca tradicional.

Hsipaw:

Hasta este punto llevaba la mitad de mi ruta por Myanmar y tenía que decidir a donde me dirigía. Finalmente me decidí por Hsipaw, una de los puntos más conocidos para realizar excursiones y senderismo. Pasé 3 días e hice excursiones a diversas cascadas y pueblos de los alrededores donde pude presenciar la vida rural de varias tribus que habitan las montañas. Un lugar muy recomendable para quien le guste la montaña y sumergirse en un ambiente más rural y poco explotado por el turismo. Se pueden hacer trekkings de 2 o 3 días y quedarse a dormir en casa de algún lugareño. Hsipaw es un lugar que se sale del típico itinerario y de la ruta turística en Myanmar.

Viaducto de Gotheik y Pyin Oo Lwin:

Después decidí dirigirme hacia la ciudad de Mandalay y pensar donde seguir. Cogí el tren para hacer el famoso recorrido por el Viaducto de Goktheik, el puente más alto de Myanmar y el ferrocarril más grande en su tipo en el mundo. Me bajé en Pyin Oo Lwin pensando que pasaría la noche allí ya que llegué bastante tarde pero finalmente decidí marcharme con ayuda de un camionero que se ofreció a llevarme. Después de un trayecto de 5 horas llegué a la ciudad de Mandalay.

Monywa y Pakokku:

Aun me quedaban unos días antes de coger el vuelo de regreso a Bangkok así que por la mañana decidí moverme para otro sitio. Cogí un autobús local durante un trayecto de 5 horas en dirección a Monywa, una ciudad que contiene miles de imágenes de Buda y un par de estatuas de Buda gigantes.

Pasé una noche y al día siguiente me fui hacia Pakokku, muy cerca de Bagan. Me preguntareis ¿Por qué? Pues la verdad que decidí dirigirme allí porque no quería irme demasiado lejos ya que no disponía de mucho más tiempo. Pakokku no tiene nada interesante que ofrecer y es muy poca la variedad de alojamiento que ofrece pero fue realmente una bonita experiencia. Me alojé en una acogedora casa birmana de una abuela profesora de inglés, lo único que encontré económico y decente. Estuve los dos días visitando la ciudad al lado de los alumnos que venían a hacer clases todos los días.

Mandalay:

Finalmente volví a Mandalay donde pasé 2 días, suficiente para visitar todos los puntos relevantes. De hecho la propia ciudad de Mandalay tampoco tiene mucho que ofrecer sino que lo más interesante se sitúa en sus alrededores como por ejemplo Mingun y Sagaing. Para más información tenéis un artículo en el que hablo sobre qué ver y hacer en Mandalay y alrededores.

Después de 21 días se terminaba mi ruta por Myanmar y la verdad que me sentí bastante triste de dejar esa tierra en la que tanto había aprendido y me había sentido bien acogido. Fue una gran experiencia poder conocer al auténtico país de las sonrisas y la tierra de las pagodas. Myanmar quedó marcado en mi viaje como uno de los países más vírgenes, humildes, auténticos y diferentes en todo el Sudeste Asiático y, desde entonces, siempre lo recomiendo a todo el mundo.

6 pensamientos sobre “Ruta por Myanmar (Birmania); mi aventura durante 3 semanas”

  1. Hola!! Estoy intentando hacer una presentación y necesitaría hacer un mapa con las diferentes rutas.. Me ha encantado el que has utilizado en tu blog y me gustaría saber como lo has creado. Me ayudaría muchísimo..

  2. Hola. He encontrado muy interesante tu itinerario, espero sacar ideas para planear mi viaje.
    Se te ha escapado un pequeño gazapo que ha creado un error divertido. Cuando hablas de las dimensiones del lago Inle pones 116 m2 (diez veces menor que una piscina olímpica). Está claro que pensabas en km2, por lo demás una aventura envidiable.
    Gracias por compartirla.

  3. Gracias por tus comentarios, muy útiles. Tengo pensado ir 3 semanas en febrero. Viajo sola, es seguro el país? Conozco Laos, Camboya, Vietnam y Tailandia y son muy seguros. Myanmar también?

    1. Hola Itziar,

      Me alegro que te haya servido de ayuda. Myanmar es igual de seguro que los otros países que comentas … menos touristic pero esta cambiando a pasos gigantes. Los birmanos te reciben con los brazos abiertos y una sonrisa incomparable.

      Que te gas buen viaje!

Responder a albert Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>