10 razones para viajar a Myanmar ¿A qué estás esperando?

Las 10 razones para viajar a Myanmar

Son muchas veces las que uno se plantea a donde viajar. Myanmar es un país desconocido que todavía no aparece en la lista principal de viajes para la gran mayoría de gente. Cuando se piensa en algún destino para visitar en el Sudeste Asiático, Myanmar (Birmania) pasa desapercibido. ¿La razón? Quizás por su historia política, su larga dictadura que mantuvo el país cerrado al exterior. O bien por encontrarse cerca de otros países, como Tailandia y Vietnam, que se han convertido en grandes potencias turísticas en el Sudeste Asiático. De todos modos, sea una cosa u otra, en este artículo queremos exponer las principales razones para viajar a Myanmar y porque debe pasar a ser uno de tus primeros países en esa lista.

Myanmar es un país que ofrece gran diversidad de paisajes, culturas, religiones y en definitiva experiencias inolvidables. Myanmar es ante todo el país de las pagodas, en él se encuentra uno de los lugares arqueológicos más grandes e impresionantes del mundo, los templos y pagodas de Bagan. Myanmar es una tierra para los que quieren aventura con excursiones y trekkings por las montañas, para los que buscan autenticidad en la cultura y su gente, para los que les interesa la religión budista, para los que quieren relajarse en lugares vírgenes como las playas de Chaung Tha y Ngwe Saung o los que quieren disfrutar de la magia del Lago Inle. Por todo esto y mucho más, ya es hora de que se conozcan las 10 razones para viajar a Myanmar:

1. El país con más templos y pagodas del Sudeste Asiático:

Myanmar es un país que alberga miles de templos y pagodas. Muchas de sus construcciones religiosas aún están bien conservadas y pueden visitarse sin problemas. Si a uno le interesa conocer y descubrir la religión, historia y tradición budista, Myanmar es un país ideal para ello. Más del 90% de los birmanos son budistas y esto se puede presenciar en todo el país. Pagodas de todos los tamaños invaden los pueblos, ciudades, montañas, playas y carreteras. Grupos de monjes de todas las edades realizando sus prácticas diarias como salir a recolectar ofrendas. Gente devota acudiendo a los templos y mostrando su enorme fe budista. Festivales religiosos que toman las calles e invitan a todo aquel que esté interesado en participar. Finalmente por albergar las más de 2.000 pagodas en Bagan, uno de los yacimientos más grandes y antiguos del planeta.

2. La autenticidad, pureza y originalidad del país:

Myanmar es un país muy poco explotado, por no decir casi nada. Tan solo sus 4 grandes destinos (Yangon, Bagan, Lago Inle y Mandalay) atraen masas de turistas, sin embargo nada comparable con otros países cercanos (3 millones de turistas recibió Myanmar en 2014). Aun son muy pocas las personas que deciden viajar a Myanmar y esto le mantiene virgen y único sin haber pervertido sus costumbres o tradiciones, sin haberse urbanizado en exceso y conservando la autenticidad y singularidad del país. Actualmente el país se encuentra en pleno cambio sociopolítico y económico. Todavía necesita encontrar una estabilidad y justo está empezando a abrirse al exterior. Myanmar es un país muy joven ante el turismo pero con un potencial enorme en un futuro no muy lejano. Por que viajar a Myanmar es como volver al pasado.

3. Porque goza de una gran variedad geográfica:

Se puede encontrar gran diversidad de paisajes en los que cada uno presenta su propio clima dependiendo de la época del año en la que se visiten (más información sobre el clima en Myanmar). Desde las altas montañas del Himalaya en el norte del país hasta los 2.000 kilómetros de costa en el sur. Selva y jungla tropical, playas vírgenes y paradisíacas, rutas y senderos entre valles y montañas, lagos y ríos llenos de magia y tradición, reliquias y tesoros ocultos entre la naturaleza, forman parte de la heterogeneidad geográfica de Myanmar.

4. La hospitalidad, humildad, simpatía e inocencia de su gente:

Entre muchas cualidades que podríamos otorgarle, estas 4 son quizás las más relevantes y que mejor describen al pueblo birmano. Los birmanos son gente alegre y sencilla sin prejuicios hacia el extranjero. En muchos lugares reciben al turista con sorpresa y curiosidad ya que aún no están muy acostumbrados. La humildad e inocencia de los birmanos hacen que uno se sienta acogido y recibido como si estuviera en casa.

5. Por su marcada influencia cultural:

Myanmar es un país con mucha personalidad que mantiene unas costumbres y tradiciones que lo hacen único y diferente al resto de países del Sudeste Asiático. Aunque se trata de una cultura que a veces pueda parecer que está muy influenciada por el gigante indio o chino, los birmanos conservan sus raíces de sus antepasados y quizás es el país más peculiar y singular en esta región del Mundo. Un país que fue invadido pero aún no ha sido globalizado ni transformado por la modernidad. Podéis haceros una idea leyendo el artículo sobre las 10 curiosidades de Myanmar.

6. Por la sonrisa desinteresada más auténtica de toda Asia:

Si el Sudeste Asiático siempre ha tenido la fama de ser una parte del mundo donde su gente recibe al extranjero con alegría y sonrisas, Myanmar se lleva el primer puesto. La sonrisa birmana es auténtica, inocente y tímida. Los birmanos sonríen desinteresadamente, sin esperar nada a cambio, sin falsedades, sin ocultarse de nada. La sonrisa birmana mezclada con su peculiar maquillaje de thanakha es una característica que recuerdan todos aquellos al viajar a Myanmar.

7. Por su seguridad y tranquilidad que desprende:

Aunque durante años haya sido gobernado por una fuerte dictadura y aún existen conflictos étnicos y religiosos en algunas regiones, Myanmar no es un país peligroso ni inseguro. Todo al contrario, si uno evita las posibles zonas conflictivas no tendrá ningún problema. Los birmanos son personas simpáticas y amistosas que reciben a los turistas con los brazos abiertos y con ganas de conocer más sobre otros mundos. La criminalidad o delincuencia no debe formar parte de una preocupación para el viajero. Incluso las ciudades grandes como Yangon y Mandalay se puede caminar por cualquier sitio a cualquier hora del día. Por supuesto, todo lo anterior sin olvidar el sentido común como en cualquier otro lugar del mundo.

8. Por la gran variedad de actividades que ofrece:

Un paseo en lancha, realizar una excursión o trekking por pueblos tribales, aprender y practicar meditación, bañarse y relajarse en la playa, sobrevolar con un globo aerostático los templos de Bagan, descubrir y explorar los rincones en bicicleta, montar a elefante, hacer un recorrido en barco por el río Irrawady, son algunos ejemplos de la multitud de actividades que ofrece Myanmar. Se trata de un país ideal para aquellos que buscan algo de aventura, para los que quieren salirse de los destinos y rutas mas turísticas y masificadas. Myanmar es país para los apasionados y amantes del viaje hacia lugares insólitos.

9. Por poseer lugares asombrosos e impactantes:

Tal y como hemos comentado en el artículo, Myanmar aun es un país poco explotado turísticamente y son muchos los rincones que aún quedan por descubrir. De todos modos, con lo poco explorado ya posee 4 visitas obligadas que deberían ser imprescindibles en vuestro viaje a Myanmar.

10. Añadela tu mismo después de tu viaje:

¿Quedaste convencido o todavía necesitas más razones para viajar a Myanmar? ¿Por qué no dejas de pensarlo y lo descubres tú mismo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>