Pagoda Shwedagon; la más grande y antigua del mundo

La Pagoda Shwedagon la más grande del mundo

La Pagoda Shwedagon es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad de Yangon y de todo Myanmar. Se trata de uno de los puntos más importantes e imprescindibles para visitar en Yangon. El recinto religioso de Shwedagon alberga la pagoda más grande y antigua del mundo y se encuentra en Yangon (en Myanmar se las conoce como payas). Según la leyenda fue construida hace unos 2.500 años y por este motivo se habla de que se trata de la más antigua del mundo. Sin embargo los arqueólogos creen que fue construida entre el siglo VI y siglo X, unos 400 años hicieron falta para terminarla.

La Pagoda Shwedagon se encuentra en medio de todo el recinto con 100 metros de altura y recubierta de oro. Durante siglos ha sido cuidada y reparada como uno de los símbolos religiosos más importantes de Myanmar. Se trata de la pagoda (estupa o paya) más sagrada para todos los budistas del país por contener algunas reliquias de Buda como ocho cabellos de Siddharta Gautama. El deseo de todos los birmanos es haberla visitado al menos una vez en su vida. Shwedagon se sitúa en las verdes y boscosas colinas Singuttara, en el lado occidental del Lago Real y hacia el norte del casco antiguo de la ciudad. Esta situación le permite alzarse de tal manera que se pueda presenciar desde distintos lugares de la ciudad.

El precio de la entrada al complejo religioso es de 8.000 Kyats o bien 9 dólares (abierto de 5 de la mañana a 10 de la noche). Un importe insignificante si uno tiene en cuenta que está visitando la pagoda más grande y antigua del mundo. Los birmanos no tienen que pagar ninguna entrada. Te regalan un mapa con algunas explicaciones y los puntos más importantes a visitar. Todos los visitantes están obligados a descalzarse antes de entrar. No se puede llevar tirantes o camisetas sin mangas, pantalones cortos ni tampoco calcetines.


La estructura de la Pagoda Shwedagon:

El recinto de la Pagoda Shwedagon tiene 4 entradas distintas (Norte – Sur, Este – Oeste) y en todas ellas hay un largo tramo de escaleras que suben hacia arriba de la colina. La perspectiva hacia la estupa y la ciudad varía bastante al entrar por una u otra. En cada entrada hay 2 leones como símbolo de protección. En la Norte y Este hay disponibles ascensores para subir y en la Sur y Oeste hay unas escaleras mecánicas. Para obtener una buena panorámica desde lejos de todo el recinto os aconsejo que os dirijáis a la entrada Sur donde encontrareis un gran parque, el People’s Park, ideal para darse un paseo y contemplar en frente la enorme pagoda.

Dentro del complejo hay miles de detalles para observar y aprender. Estupas de todos los tamaños, imágenes de Buda, estatuas, pinturas, etc se mezclan entre los paseos y rezos de la gente alrededor de la pagoda, así como de los olores del incienso y de las velas. Es imposible poder visitar cada uno de los detalles en tan solo una tarde e incluso durante todo un todo un día. Serían necesarios varios días y con alguien al lado que pudiera hacer de guía para irlo descubriendo todo. De todos modos, hay unos 20 – 25 puntos más destacados y relevantes (mayormente pagodas e imágenes de buda).

La base de la Pagoda Shewdagon está construida de ladrillos que están cubiertos con planchas de oro. Más arriba, sobre la base, hay diversas terrazas afiladas (pyssayan) en las que solo tienen acceso los monjes o los hombres. Arriba del todo, después de la enorme campana y varias estructuras, se encuentra la corona cubierta con más de 5.000 diamantes y más de 2.000 rubíes. En esta última parte se puede distinguir lo siguiente: el paraguas (la estructura principal) que contiene el álabe y el orbe diamante. El paraguas mide 13 metros y pesa 5 toneladas de las que 500 Kg son de oro.

El aspecto dorado de la estupa/pagoda es debido a las placas de oro que la recubren y que viene manteniéndose desde el siglo XV por donaciones de ricos monarcas y birmanos. Durante el día brilla y se reflejan los rayos de sol por todos lados. Durante la noche se ilumina como una estrella y hace que su aspecto cambie por completo.


Breve Historia:

En Maha Sakarit (aproximadamente en el año 600 A.C), el Buda Gautama alcanzó la iluminación y mientras viajaba en sus siete direcciones, dos comerciantes le ofrecieron comida como limosna. Buda se lo quiso agradecer y como modo de bendición les ofreció ocho mechones de cabello. Los comerciantes regresaron a la tierra Okkalapa donde fueron recibidos por el rey Okkalapa. Sus súbditos consagraron los 8 pelos de Buda junto con algunas reliquias de otros tres Budas anteriores a este. De este modo se decidió construir la Pagoda Shwedagon para guardar esta ofrenda tan valiosa, los 8 pelos de Buda.

Durante el año 600 AC hasta el siglo 14 aproximadamente fue mantenida por 32 reyes de la dinastía Okkalapa y otros monarcas. En 1453 D.C, cuando la reina Shin Saw Pu ascendió al trono, quiso levantar más aun la altura de la pagoda hasta 92 metros y en 1.774, el rey Sinbyushin la hizo reconstruir a una altura de 99,36 metros como se encuentra en estos momentos.

Se trata de un lugar lleno de energía en el que son centenares de personas (en la gran mayoría birmanos) las que acuden a rezar o bien realizar alguna donación, así como las visitas de turistas que van incrementando año tras año. Es tanto la magia o poder que tiene este lugar que en él se han dado varios acontecimientos importantes para la sociedad birmana. Shwedagon fue el campamento de centenares de personas durante la segunda huelga de estudiantes en la historia del país en el año 1.936. En 1.946 el general Aung San realizo un discurso multitudinario pidiendo la independencia a los británicos. Y, por último, 42 años más tarde Aung San Suu Kyi, la hija del general, realizó otro discurso delante de más de medio millón de personas reivindicando al gobierno militar que devolvieran la democracia a Myanmar.


Como llegar y cuando ir:

Amplia mapa Yangon

La Pagoda Shwedagon se encuentra en dirección norte del casco antiguo y el barrio chino de Yangon. Está situada en la colina de Singuttara al oeste del gran parque y lago de Kandawgyi. Domina las alturas de la ciudad de Yangon así que es fácil localizarla desde cualquier piso un poco elevado. Caminando desde el casco antiguo o la Pagoda Sule hay unos 40 minutos aproximadamente. También se pude coger un taxi entre 4 o 6 dólares. Lo más aconsejable es visitar la Pagoda de Shwedagon al atardecer, sobre las 4 o 5 de la tarde. De esta manera se puede contemplar el cambio en su iluminación.


Otros datos de interés:

- Aunque no es imprescindible es bueno saber que se pueden encontrar muchos guías por libre (freelance) que se ofrecerán para enseñarte todo el recinto a cambio de una propina. De esta manera os podréis enterar de más detalles.

- En cada una de las entradas es fácil encontrar cajeros automáticos para que uno no se quede sin la posibilidad de entrar.

- Finalmente, existen algunos puntos muy específicos en el recinto (desde las esquinas) donde uno puede fijarse como se ilumina o cambia de color el diamante de arriba del todo de la pagoda.

Para más informacion podeis visitar la web oficial del recinto de Shwedagon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>